Buscar

¿Dónde estamos?

C/Mossèn Jacint Verdaguer, 16-18. (Bajos interior)
08940 Cornellà de Llobregat
Tel. 93 377 02 (ext.1450)
apropteuonline@aj-cornella.cat

compraentrades

Festival Internacional de Pallassos

concentrica

queferacornella

ajuda'ns a millorar

contacte online

Historia de la Nit de Reis en Cornellà de Llobregat


LA NOCHE DE REYES de Cornellà de Llobregat es una fiesta popular arraigada y un elemento de identidad de la ciudad. Se celebra desde 1981 fruto del esfuerzo, entusiasmo y compromiso de un grupo de personas que querían promover en la ciudad actividades de carácter popular y cultural para aglutinar la complicidad y el trabajo de diferentes colectivos y entidades con un objetivo muy claro: que los más pequeños de la ciudad vivieran la magia de la Navidad de una forma diferente, con una mirada de esperanza, de ilusión y de sorpresa.

La iniciativa prosperó gracias a la voluntad explícita del Ayuntamiento de Cornellà, con la dotación de recursos técnicos y humanos para crear espacios e instrumentos culturales y de ocio que dotaran de elementos de identidad a la ciudad.

  Pulsa aquí si te interesa saber cuáles son las actividades de este año

A lo largo de estas tres décadas, la Noche de Reyes de Cornellà ha evolucionado con la ciudad, con sus necesidades y con las nuevas preferencias de sus habitantes. Cada año se han sumado elementos nuevos y se han hecho aportaciones populares, pero lo más significativo es que siempre ha sido una fiesta creada por y para los ciudadanos y ciudadanas de Cornellà, con un espíritu de complicidad y con un sello made in Cornellà.

La imaginación, la ternura, la fantasía, la belleza, el arte, la magia, el factor sorpresa... han sido las constantes que esta fiesta siempre ha priorizado y que se crea en torno a una historia de sueño: un cuento hecho realidad.

Los actos de la Noche de Reyes se centran entre los días 1 y 5 de enero con dos elementos diferenciadores: El Campamento del Mag Maginet y la Cabalgata.

¿Quién es el Mag Maginet?


 

El Mag Maginet apareció públicamente, con nombre propio, en 1981, aunque en años anteriores ya participaba en el Corpus. Fue en su madurez como mago cuando decidió dedicar todo su tiempo a hacer de mediador entre los tres Reyes Magos y los niños de nuestra ciudad.

Durante todo el año se dedica a estudiar las estrellas y a trazar el mejor itinerario para que Melchor, Gaspar y Baltasar lleguen a nuestra ciudad. Vive en la Torre de la Miranda. Allí tiene su laboratorio y allí se refugia durante todo el año, hasta que el día 1 de enero instala su campamento en la entrada del parque de Can Mercader.

El Campamento Oriental


 

El primer Campamento se montó en 1983 para que el Mag Maginet, como emisario oficial de los Reyes Magos, recibiera en un entorno adecuado a los cientos de niños y niñas que querían hacerle llegar sus cartas a los Magos de Oriente.

 

El primer Campamento se instaló en el patio de Can Vallhonrat. En años posteriores tuvo ubicaciones diferentes: en la plaza de los Enamorados, el Pla de Lamaro (plaza Europa), Can Moritz o cerca de la estación del Carrilet. Desde hace unos años se decidió situarlo definitivamente en la parte alta del parque de Can Mercader.

Se trata de un lugar mágico, que abre las puertas entre el 1 y el 4 de enero. Con él colaboran decenas de jóvenes de la ciudad que durante estos días trabajan con mucho cuidado y afecto como pajes para que los niños y niñas se impregnen al máximo del espíritu de la Navidad. Detrás de la fachada de este gran escenario, encontramos tiendas en un ambiente bucólico. El espacio cuenta con actividades y espectáculos infantiles y la instalación de cinco tiendas orientales donde los niños realizan diferentes actividades relacionadas con la Navidad: manualidades, narración de cuentos, escribir la carta, elaborar el elemento mágico para llamar la atención de los Reyes, degustación de productos, granja, etc. Y al fondo del recinto, una tienda más grande majestuosa y fantástica: la tienda del Mag Maginet donde los niños esperan su turno para entregarle la carta y escuchar sus consejos.

La llegada de los Reyes

Día 5 de enero. A las seis de la tarde. Es el momento más especial. Cada año es diferente el motivo en el que se inspiran los Reyes para llegar hasta nuestra ciudad. Lo han hecho de múltiples formas y en diferentes medios de transporte: en barco, en globo, en tranvía, en elefante.... lo que convierte la llegada de los Reyes Magos en un espectáculo único y de gran expectación en la ciudad. Los escenarios también han ido variando a lo largo de los años, pero últimamente se han alternado entre la Fira de Cornellà y el parque del Canal de la Infanta, para dar más visibilidad a todo el espectáculo.

Luces, humos y la aparición del Mag Maginet.... silencio y luego las palabras mágicas:
El vol del mussol,
La cua del gat
Del Baix Llobregat!!!!!!

En el horizonte empiezan a vislumbrarse los pajes ... y los Reyes: Melchor, Gaspar y Baltasar se aproximan al escenario despacio y atendiendo a las miradas de expectación y sorpresa de los cientos de niños, niñas , jóvenes y adultos que viven con ilusión este momento tan mágico y exclusivo de Cornellà.

El primer año, en 1981, llegaron bajando por el campanario de la plaza de la Iglesia.
En 1982, elevados con globo en medio de los altos edificios de Sant Ildefons.
En 1983, sobre el ferrocarril a vapor de los Ferrocarriles Catalanes, pocos años antes de enterrar esta línea férrea en el Barrio Riera.
En 1984, aparecieron volando sobre tres Pegasos en la plaza Catalunya.
En 1985, bajo una gran nevada, en el Castell de Cornellà.
En el año 1986, el planeta Saturno acompañó a los tres Reyes hasta la plaza Sant Ildefons.
En 1987, salió de nuevo humo de la vieja e inmensa chimenea del parque de las Aguas, como saludo a Melchor, Gaspar y Baltasar.
Llegaron a la plaza Catalunya en una nube, bajando por una larga escalera. Fue en 1998.
En 1989, como el primer año, aparecieron por el campanario de la plaza de la Iglesia.
Con motivo de la inauguración del parque de Can Mercader en 1990, utilizaron un barco de vela navegando por el lago del parque.
En 1991 utilizaron un viejo tren a vapor de Renfe para llegar hasta bajo la Torre de la Miranda.
El año de las Olimpiadas, 1992, por primera vez en la historia milenaria de nuestra ciudad, nos visitaron en un fantástico ovni en la plaza Tarradellas.
Un año después, en 1993, en medio del parque de la Ribera apareció un volcán rojizo, por donde después de una gran erupción se asomaron con sus coronas.
Al año siguiente, en 1994, Maginet, diciendo sus palabras mágicas, transportó a los Reyes hasta nuestra ciudad dentro de tres burbujas galácticas en la plaza de Sant Ildefons.
Y en 1995, en Melchor, Gaspar y Baltasar, salieron de un gran libro de cuentos donde los dibujos que la ilustraban, animaban y tomaban vida para llegar a los niños que les esperaban en el campo de fútbol de la Vía Férrea.
Ya en 1996, los grandes cañones de luz buscaban su presencia en el cielo de la ciudad, hasta que aparecieron volando dentro de un helicóptero que aterrizó en la plaza de Europa.
En 1997, el mismo en que TV3 retransmitía la llegada y la cabalgata de Cornellà, sus Majestades hacían aparición en nuestro municipio, el parque de la Infanta, montando tres grandes elefantes africanos con los que habían atravesado medio mundo.
Al año siguiente, 1998, una pirámide de cristal descendía con los tres Reyes dentro. Lo hicieron en la Feria de Cornellà, buscando la otra gran pirámide, la que da entrada al recinto ferial.
Llegado 1999, los ciudadanos de Cornellà presenciaron una de las llegadas más espectaculares de todas. Sus Majestades, a bordo de un gran barco de papel, atracaban en las costas de la plaza de Sant Ildefons, convertidas en un mar de papel gracias al bestiario marino de la Cía. Sarruga.
Y al final llegaremos a la fecha mágica, el año 2000. Y los reyes querían rendir un homenaje a esta cifra milenaria. De alto de 3 carrozas decoradas con un 0 cada una, llegaron al borde Maginet, que con un 2 los esperaba para formar juntos, el número 2.0.0.0. Esto sucedía en el parque de la Infanta.
Si en 1997, los Reyes llegaron a Cornellà en elefantes, en 2001 lo hacían sobre 3 magníficos dromedarios, guiados por el Mag Maginet desde un globo aerostático para llevarlos ante los niños en la plaza Sant Ildefons.
En 2002 Maginet cumplía 20 años como astrólogo y mensajero oficial de los Reyes Magos en Cornellà. De ahí que sus majestades llegaran encima de un pastel de cumpleaños gigante con dos velas en la Fira de Cornellà.
Y en 2003, los Reyes repetían lugar de convocatoria, y llegaron en un autobús rojo de dos plantas descapotables, acompañados por los pajes, los juguetes y el carbón, en Fira de Cornellà.
Con la llegada del tranvía en 2004, Los Reyes llegaron en el Trambaix y bajaron en la estación de Fontsanta-Fatjó para acceder al parque de la Infanta.
Elefantes, dromedarios... quizá faltaban los caballos, no? Pues mira por donde tres elegantes caballos, cabalgando con solemnidad condujeron hasta Cornellà a Melchor, Gaspar y Baltasar, hasta descabalgar a la plaza de la Iglesia, 2005.
En 2006, una gran estrella blanca descendía a la plaza Sant Ildefons al encuentro del Mag Maginet. Tras él, tres globos aerostáticos que le seguían, aterrizaban con un rey dentro de cada uno.
Sus Majestades de Oriente, también trabajan por la sostenibilidad y el medio ambiente, así que en este año 2007, y con voluntad de dar ejemplo, impulsados ​​por pedales de 3 triciclos descomunales, rodaron por el parque de la Infanta, hasta llegar a la escultura de la libertad, donde los esperaba su viejo amigo Maginet.
En 2008, los Reyes hacían aparición en la plaza Sant Ildefons sobre unos artefactos, en los que destacaba en cada uno de ellos, una gran corona, una diferente de la otra. Le habían encargado el diseño de tan maravillosas piezas al escultor Jordi Rocosa.
En el año 2009 en la Fira de Cornellà, y volando, como el año de la pirámide, primero el Mago Maginet en un zeppelín rojo, se desplazaba al encuentro de los Reyes, que llegaban a Cornellà flotando dentro de otro zeppelín mucho más grande de color naranja y morado..
Y para 2010 otra vez en la Fira de Cornellà, primero el Mag Maginet en un torre iluminada que se desplazaba al encuentro de los Reyes, que llegaban a Cornellà encima de tres camellos gigantes mecanizados.
En el año 2011 en el parque de la Infanta, primero el Mag Maginet acompañado de una Niña gigante de papel se dirigía hacia el encuentro de los Reyes, que llegaban sobre tres pajaritas de papel precedidas por un pájaro, también de papel, que abría el paso.
En el año 2012 en la Fira de Cornellà, el Mag Maginet cuenta un cuento. Intervienen el sol, la lluvia, una mariposa y un árbol. Se proyectan imágenes a la vez que estos personajes y el Maginet interactúan en el escenario y finalmente aparecen los tres Reyes.
El año 2013 en el parque de la Infanta, el Mag Maginet llega al escenario después de una niebla de humo. En la entrada del parque aparecen los tres Reyes montados sobre tres alfombras voladoras.
El año 2014, en la Frria de Cornellà, el Mag Maginet junto con Melquiades suben al escenario detrás de una niebla de humo. En la entrada de la plaza de la Fira, aparecen los tres Reyes Magos montados sobre un gran elefante precedido por una gran comitiva.
En 2015, en el parque de la Infanta, Melquiades sube al escenario con un farolillo buscando al Mag Maginet. Ambos, junto con todos los niños y niñas que hay en el parque dicen las palabras mágicas que hacen que lleguen los Reyes Magos montados en un espléndido barco llamado "Oriente" precedido por una gran comitiva de bailarines.
En 2016, en la Fira de Cornellà, la escenografía y carrozas han rememorado máquinas de ferrocarril precedidas por una gran comitiva de pajes..

La Cabalgata de Reyes


 

Tras la majestuosa llegada, los Reyes acompañados por el Mag Maginet, y diferentes carrozas de entidades de la ciudad, se dedican a recorrer las calles de Cornellà para saludar a todos los ciudadanos y ciudadanas que se agolpan en las aceras siguiendo la Cabalgata Real.

Cada carroza lleva un rey y jóvenes pajes que lo acompañan en su tarea de repartir los caramelos. Durante 4 horas de cabalgata, los Reyes y pajes reparten miles de ellos! En un pequeño descanso, llegan los Magos a la plaza del Ayuntamiento, ascienden por una escalera al balcón del edificio consistorial, y desde allí desean una feliz noche a todos los niños y niñas de Cornellà, a quienes dan la bienvenida.

Tras la finalización de la cabalgata Los Magos de Oriente, el Mag Maginet y sus pajes inician la noche más larga del año repartiendo por las casas los regalos que los miles de niños y niñas de la ciudad han solicitado. Y hacen paradas especiales, en hogares de niños desfavorecidos para llevarles también su afecto y sus regalos.

© Ajuntament de Cornellà de Llobregat | CIF: P0807200A | Plaça de l'Església, 1 | 08940 Cornellà de Llobregat | Tel.: 933 770 212 | informacio@aj-cornella.cat
3670 visitas | Un/una usuario/a conectado/a | cargado en  seg.