Campaña informativa dirigida a la ciudadanía para prevenir las ocupaciones ilegales de viviendas

El Ayuntamiento entrega un díptico informativo entre las comunidades de vecinos para pedir su ayuda en la detección de posibles ocupaciones

El Ayuntamiento de Cornellà ha puesto en marcha una serie de actuaciones para actuar en contra de las ocupaciones ilegales de inmuebles por parte de grupos organizados (mafias) que, con el fin de extorsionar familias en situación de vulnerabilidad, ocupan viviendas ilegalmente para posteriormente, realquilar y obtener un beneficio económico especulando con la vivienda ocupada. Una de estas últimas acciones es la puesta en marcha de una campaña informativa dirigida a las comunidades de vecinos para fomentar la colaboración ciudadana en contra de este tipo de ocupaciones.

La campaña está formada por un tríptico informativo para dar a conocer los servicios municipales que trabajan en este ámbito: la Guardia Urbana, en el marco de la seguridad; los Servicios Sociales, dando apoyo social a familias; y los servicios jurídicos municipales, en el campo del asesoramiento legal. El folleto se ha entregado entre las comunidades de vecinos y vecinas con la intención de que sepan a dónde dirigirse de manera totalmente protegida a la hora de denunciar cualquier situación irregular o sospechosa en su edificio.

De acuerdo con los datos de la Guardia Urbana de Cornellà, desde diciembre de 2019 se han efectuado 12 desalojos cautelares de viviendas ocupadas de manera ilegal y de propiedad particular. En el transcurso del 2020, también se han llevado a cabo ocho intervenciones y ocho oficios para poner en conocimiento de estos hechos en el juzgado, resolviendo dos de ellos en una mediación antes de presentarlos.

 

La actuación de la Guardia Urbana en contra de las ocupaciones ilegales

En fecha de 2020, la Guardia Urbana de Cornellà ha atendido más de sesenta quejas hacia la problemática de la ocupación, donde la Unidad de Convivencia (UCO) ha realizado más de veinte entrevistas tanto con presidentes de comunidades, como vecinos afectados, administradores/as de fincas y propietarios/as de las casas ocupadas que están sufriendo esta problemática, realizando una mediación y asesoramiento legal. También se han hecho más de diez actuaciones de mediación con problemas como: fugas de agua, ruidos constantes con posterior notificación de denuncia hacia pisos ocupados.

El cuerpo de la policía local lleva a cabo un seguimiento cercano de los pisos que generan conflictividad y afectan a la pacífica convivencia de las comunidades de vecinos, dando apoyo y asesoramiento al vecindario, denunciando a los ocupas, requiriendo a las empresas propietarias de pisos que denuncien las ocupaciones conflictivas, tramitando toda la información a los juzgados para incorporarla a los expedientes y participando en diferentes mediaciones para resolver los casos. En total, la Guardia Urbana ha impuesto 93 denuncias municipales en estas viviendas conflictivas por generar molestias al resto de vecinos y vecinas.

 

Lee la nota de prensa completa

 Descarga el díptico informativo