Cornellà Natura

El río Llobregat

El nombre de Cornellà está ligado al de un río, el Llobregat.

20150620_Visita riu Llobregat-10496.jpg

La misma existencia de Cornellà, como la de tantas otras ciudades y pueblos de la comarca y de Catalunya, es una consecuencia, entre otras, de la presencia del río y ha sido un factor que ha marcado el desarrollo de nuestra ciudad, tanto como municipio agrícola, cuando las aguas del río regaban sus tierras, como su nacimiento como localidad puramente urbana y su desarrollo industrial.

El tramo metropolitano del río Llobregat tiene una longitud de 30 km y atraviesa el territorio de dieciséis municipios, desde el Puente del Diablo en Martorell hasta su desembocadura en el mar. Dentro de este ámbito, donde está situado el tramo que pasa por Cornellà, se está recuperando, ecológicamente y socialmente, teniendo en cuenta que las infraestructuras y los servicios conviven con el medio natural y las actividades de ocio.

 

El acceso principal que hay desde Cornellà al entorno natural del río Llobregat es la pasarela que sale desde la calle Verge de Montserrat, apta para peatones y ciclistas. Primero supera la autovía A-2, y luego da acceso tanto a los caminos que recorren la orilla izquierda del río (la más cercana al núcleo urbano de Cornellà) como a los de la orilla derecha (accediendo a los términos municipales de Sant Boi y el Prat de Llobregat).