Aumento del 8,79% en las partidas destinadas a la acción social

El presupuesto municipal para 2013, dentro de las claves de contención y prudencia, ha experimentado un incremento del 8,79% en las partidas destinadas a las personas dependientes, como es el caso de la atención domiciliaria y las ayudas a personas mayores.

Tal y como indican las líneas maestras del presupuesto, el gasto se ha adecuado a la realidad que vive Cornellà actualmente. Están concebidos para conservar la red de servicios básicos de la ciudad y las políticas sociales que se llevan adelante, con el objetivo de evitar la fractura social.

En la misma línea, se ha creado una línea específica para planes de empleo local, aunque este ámbito no sea competencia municipal. El propio Ayuntamiento trabaja de forma coordinada al reunir en el área política de Benestar Social tanto los departamentos de Acción Social como los de Polítiques d'Ocupació.

El área de Servicios Sociales y promoción social tiene previsto para este año un gasto de 3,1 millones de euros. La partida más importante corresponde a los programas de atención domiciliaria, que ascienden a cerca de 1,2 millones de euros. Aquí se engloba a todo el conjunto de recursos dirigidos a prestar apoyo y cuidados en su domicilio a las personas cuando, por cualquier circunstancia, dejan de ser autónomos para llevar a cabo las actividades básicas de la vida diaria.

Otros ámbitos de actuación

Buena parte de los servicios que ofrece el Ayuntamiento de Cornellà se vehiculan a través de la Fundación para la Atención a las Personas Dependientes, que recibe una transferencia de casi medio millón de euros de los presupuestos municipales con ese fin.

Además de las ayudas a personas mayores y dependientes, el Ayuntamiento de Cornellà gestiona a través de los servicios sociales las ayudas a personas adultas, a familias en cualquier situación que requiera intervención, según programas específicos.

Del mismo modo, los niños y adolescentes reciben una especial protección con programas de atención a la infancia y la adolescencia, en especial para prevenir situaciones de riesgo social y promover una mayor calidad de vida, así como, en el caso de los mayores de 16 años facilitar su participación en programas de integración socio-laboral. Este año está previsto destinar alrededor de 450.000 euros a este conjunto de programas.

Finalmente, recordar que desde el área de Serveis Socials también se gestionan los tres casals de gent gran municipales (en Fontsanta, Almeda y Centre).