Se abre el plazo de presentación de viviendas privadas para destinarlas a alquiler social

Departamento de Política Territorial

El Ayuntamiento de Cornellà ha abierto el período para solicitar a personas que tengan viviendas sin habitar en el municipio, que las cedan para crear una bolsa de vivienda de alquiler social. El plazo de presentación finalizará el 30 de junio y los interesados deberán contactar con la empresa municipal Procornellà.

Una vez realizadas las revisiones pertinentes, Procornellà firmará un contrato de arrendamiento con los propietarios y se encargará de gestionar todos los trámites necesarios. El contrato tendrá una vigencia inicial de 3 años, de acuerdo con la Ley de Arrendamientos Urbanos vigente. Posteriormente, firmará un documento de cesión de uso onerosa de las viviendas con las familias en riesgo de exclusión social, que serán seleccionadas por el departamento de Acción Social del Ayuntamiento. El objetivo es ofrecer una vivienda digna a personas en situación de vulnerabilidad.

En una primera fase se solicitarán un total de 40 pisos, los cuales deberán estar ubicados en Cornellà y contar con los elementos básicos de habitabilidad (cocina, baño, salón y 2-3 habitaciones) y cédula de habitabilidad. Procornellà, garantizará el cumplimiento de todos los requisitos tanto por parte de los propietarios como de los arrendatarios y hará frente a los pagos mensuales de los alquileres hasta la extinción de cada contrato subscrito. Asimismo, asumirá en su momento, la devolución de las viviendas a sus propietarios, garantizando que éstas estarán, como mínimo, en las mismas condiciones que al inicio del arrendamiento, haciéndose cargo de los posibles desperfectos que se produzcan.

Las viviendas tendrán una renta entre 400 y 500 euros (como máximo) incluidos los servicios de comunidad e impuestos. Los beneficiarios de la cesión asumirán un pago mensual de 180 euros, alrededor del 35% del total, mientras que el Ayuntamiento abonará
el 65% restante. Los gastos correspondientes a los consumos de las empresas de servicios deberán ser asumidos por los inquilinos.

La iniciativa es posible gracias a la voluntad del Ayuntamiento de destinar parte de una plusvalía obtenida por la venta de un inmueble en el World Trade Center Almeda Park, unos 735.000 euros, a un fondo de vivienda de alquiler social.

Web de Procornellà