Cornellà mejora la señalización del Canal de la Infanta a su paso por la ciudad

Últimamente, el Ayuntamiento de Cornellà ha completado la señalización del trazado del Canal de la Infanta Carlota en nuestra ciudad. Con el fin de destacar su valor histórico y hacerlo más visible a la ciudadanía, se han colocando en el suelo unas baldosas identificativas de color azul a lo largo de su recorrdio por Cornellà. Los y las cornellanenses podrán seguir el itinerario desde Can Fatjó hasta la rambla de Solanes, junto a L'Hospitalet, para conocer algunos detalles de la historia de esta infraestructura que fue el motor de la transformación económica y social de Cornellà en el siglo XIX.

Hasta ahora se habian instalado unos elementos informativos en cinco puntos de su trazado:en el límite con Sant Joan Despí, junto al salto de agua de Can Vilumara (avenida de Can Corts), en el puente Quitllet (pasaje de los Alps), el puente de Can Mercader (en la entrada norte del parque), y el puente de la rambla Solanes. También se identificó el tramo peatonal que sigue la avenida de Can Corts, entre el barrio Fatjó y el Centro Comercial Llobregat, con el indicador "Passeig del Canal".

El canal, inaugurado en 1819, propició la llegada del regadío en la agricultura, consiguiendo que los municipios de la orilla izquierda del río dispusieran de una vía de agua permanente, que se convirtió en el origen de la riqueza y la prosperidad económicas de la comarca. La construcción de diferentes saltos de agua a lo largo de su recorrido facilitó la instalación de fábricas, principalmente textiles, que aprovechaban la energía hidráulica para mover sus máquinas.