Se crea un Fondo de Contingencia excepcional dotado con un millón de euros

El Ayuntamiento de Cornellà aprobó el martes un Plan de Choque Económico para los meses de abril y mayo con el objetivo de hacer frente a las consecuencias sociales y económicas producidas por la crisis del COVID-19 en el tejido empresarial, en el ámbito laboral, social y en el conjunto de la ciudadanía.

Una de las medidas recogidas en este plan de choque es la creación inmediata de un Fondo de Contingencia dotado, inicialmente, con 1.000.000 de euros para hacer frente a todas las medidas y ayudas que se están adoptando para atender las necesidades básicas y prioritarias de las personas más afectadas por esta crisis, con el objetivo de no dejar a nadie sin asistencia o cobertura de los servicios básicos.

Una de las iniciativas que se está estudiando aplicar a corto plazo es la creación de una tarjeta monedero municipal para las personas más vulnerables.

Para crear el Fondo de Contingencia el consistorio debe retener parte del gasto corriente y de las inversiones previstas en el presupuesto para 2020 y que aún no se han empezado a ejecutar, para destinarlo a las medidas derivadas de las actuaciones excepcionales que se han emprendido en los últimos días o que habrá que aplicar. El millón de euros inicial representa alrededor del 1,15% del presupuesto municipal previsto para este año.

La creación del Fondo de Contingencia se enmarca en un conjunto de medidas fiscales y económicas que supondrán, entre abril y mayo, un coste de 3,6 millones de euros para las finanzas municipales.