El Ayuntamiento impulsa 70 medidas para combatir la COVID-19

70 medidas en 60 días. Desde el minuto 1 el Ayuntamiento de Cornellà reaccionó para impulsar medidas para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 y adoptar las medidas propuestas y derivadas del decreto de alarma por parte del Estado.

Con una perspectiva totalmente transversal, y de lunes a domingo, toda la estructura municipal se ha reorganizado para dar respuesta a las nuevas necesidades de los ciudadanos por el confinamiento; así como para resolver situaciones de vulnerabilidad social y económica, reorganizando servicios municipales relativos a la preservación de la seguridad y garantizando medidas de mantenimiento y limpieza del espacio público. En las dos últimas semanas también se han establecido medidas preventivas para garantizar la seguridad durante el inicio del periodo de desescalada.

Durante todo este tiempo se han mantenido activos todos los servicios municipales de primera necesidad y de atención a las personas, tanto de manera telemática como telefónica, y se han reorganizado los servicios atendiendo a las actuales circunstancias.

Para hacerlo una de las primeras medidas fue la creación de la Oficina Municipal Excepcional y la creación de un Plan de Choque económico con 3,6 millones de euros para hacer frente a la pandemia ayudar a los colectivos vulnerables, ofrecer apoyo a las empresas y autónomos y dar cobertura social a la población en general. De esta dotación, 1 millón de euros ha sido para la creación de un Fondo de Contingencia con el objetivo de no dejar a ninguna persona sin asistencia o cobertura de los servicios básicos.

Entre estas 70 medidas, el 46% han ido dirigidas a atender a los colectivos más vulnerables con la creación de tarjetas monedero para sustituir las becas comedor, atender a personas dependientes y gente mayor, mujeres en situación de violencia machista, jóvenes y niños, reorientar los servicios sociales y de atención a las personas, impulsar medidas económicas y preservar la seguridad y el mantenimiento del espacio público para evitar la proliferación y contagio de la COVID-19 entre la población.

Un 28% de las medidas se han orientado a ofrecer un servicio de atención y dinamización de la ciudadanía con propuestas culturales, sociales, solidarias, deportivas o educativas para las familias y los diferentes colectivos con el fin de mantener unos estándares saludables y de ocio para poder pasar el confinamiento con una amplia oferta.

Por otro lado un 13% de las medidas han tenido que ver a la reorientación de los servicios y departamentos municipales para adaptarlos y ofrecer servicio a la ciudadanía y otro 13% son medidas impulsadas en las últimas dos semanas para preservar la seguridad y garantizar el mantenimiento e higiene en el espacio público y equipamientos para evitar la propagación de la COVID-19 durante la fase 0 de la desescalada.

Todas estas medidas se recogen en una memoria inicial que ofrece las principales líneas desarrolladas, acciones y recursos económicos y humanos destinados por el Ayuntamiento durante estos dos meses desde el decreto del Estado de Alarma.

ACCIONES PARA HACER FRENTE A LA CRISIS SANITARIA, SOCIAL Y ECONÓMICA POR LA COVID-19  
Página de información sobre medidas por la COVID-19