Plan municipal para garantizar la protección social de las personas dotado con 2.777.500 euros

El Ayuntamiento de Cornellà llevará adelante, con el consenso de todos los grupos políticos representados en el consistorio, un Plan municipal para garantizar la protección social de las personas que se ha dotado inicialmente con 2.777.500 euros, y que está incluido en el paquete de medidas sociales, fiscales y de movilidad puesto en marcha para afrontar los efectos de la COVID-19 en la ciudad.

Una gran parte del presupuesto, 1.000.000 de euros, se destinará a un nuevo Fondo Social Extraordinario en el ejercicio 2.021 para poder hacer frente a las situaciones de vulnerabilidad social y económica que se puedan generar. El resto de la dotación económica se ha dividido en dos bloques, 1.147.500 euros para las personas más vulnerables y desfavorecidas que disponen de menos recursos para hacer frente a la situación que estamos sufriendo, y 630.000 para promocionar y ayudar al comercio de proximidad, uno de los sectores más afectados por el estado de alarma, ya que la gran mayoría ha tenido que parar su actividad económica.

El nuevo plan tiene como objetivo reducir el impacto social y económico producido por esta crisis. Dentro del bloque de dotaciones y programas dirigidos a las personas más vulnerables y desfavorecidas, que disponen de menos recursos y posibilidades para poder hacer frente a una situación excepcional y extraordinaria como la que estamos viviendo, se incluyen las siguientes medidas:

  • Dotar a los Planes de Empleo Local para los próximos ejercicios con 600.000 euros, con el fin de ampliar el número de beneficiarios de la medida,
  • Plan de Ayudas Fiscales destinado a personas físicas, y en actividad económica de proximidad, dotado con 250.000 euros
  • Plan de ayudas al pago de alquileres del parque de viviendas y locales y oficinas del Centro de Empresas, gestionado o propiedad de la empresa municipal Procornellà (210.000 euros)
  • Garantizar la prestación de servicios de emergencia social (a beneficiarios de comidas de comedor, de comidas a domicilio de personas mayores y dependientes...) con 175.000 euros
  • Reforzar los recursos de la Botiga Solidària (con 57.500 euros adicionales)
  • Continuar con el Plan de Ayudas de Emergencia Social aprobado el 30 de marzo hasta el 30 de septiembre de 2020, con una dotación económica de 80.000 euros
  • Bonificación de las cuotas previstas en los precios públicos para las personas que se hayan visto afectadas económicamente por la COVID19
  • Mediación, desde la Oficina Local de Vivienda, entre inquilinos y propietarios, para facilitar el pago del alquiler los meses posteriores al confinamiento.
  • Incrementar el número de viviendas privadas a disposición de la Bolsa de Alquiler Social.
  • Atención social para evitar los cortes de suministros de energía y agua de los hogares vulnerables tras el Estado de Alarma.
  • Programa de apoyo digital a alumnos de Primaria y Secundaria para poder seguir su formación
  • Programa de refuerzo escolar