Refugios climáticos en caso de temperaturas extremas

Ante las crecientes oleadas de calor a consecuencia del cambio climático, este verano se amplía la Red Metropolitana de Refugios Climáticos en Cornellà. El año pasado se señalizaron los espacios exteriores más adecuados para hacer frente a las altas temperaturas en el parque del Canal de la Infanta, el parque de Can Mercader y el parque de Rosa Sensat. Para la elección, se ha tenido en cuenta la presencia destacada de árboles y otra vegetación, acceso a fuentes y puntos de agua, elementos que generan sombras como toldos y pérgolas. Estos factores amortiguan las temperaturas y generan espacios frescos.

Este año se añadirán los refugios interiores, espacios climatizados que presentan unas condiciones de temperatura reguladas para asegurar el confort climático a las personas usuarias. Se habilitarán espacios en las 5 bibliotecas municipales para que puedan dar este servicio a la población más vulnerables, niños y ancianos.

  • Biblioteca Central – c. Mossèn Andreu, 15
  • Biblioteca Marta Mata – c. Joaquim Rubió i Ors, 184
  • Biblioteca Sant Ildefons – pl. Carles Navales
  • Biblioteca Teresa Pàmies – pg. Ferrocarrils Catalans, 187
  • Biblioteca Clara Campoamor – crta. Sant Joan Despí, 90

xarxa-refugis-climatics-logo.jpg

La red metropolitana de refugios climáticos (XMRC) agrupa a los equipamientos municipales, como bibliotecas, centros cívicos, escuelas, y los espacios públicos, como grandes parques, que pueden proporcionar condiciones de confort térmico en episodios de temperaturas extremas. Sirve para facilitar a la ciudadanía, y en especial a la población más vulnerable al calor extremo, espacios adecuados para recuperarse del estrés térmico que provocan las altas temperaturas sobre el cuerpo humano.

Un refugio climático es un espacio interior o exterior accesible que durante los episodios climáticos extremos proporciona confort térmico a la población (especialmente a la vulnerable), descanso y seguridad. En la prueba piloto que impulsa el AMB participan, junto con Cornellà, participan los ayuntamientos de Viladecans, Montcada i Reixac, Badía del Vallés, Castelldefels, Sant Boi de Llobregat y Hospitalet de Llobregat.

Más información en la web del AMB

 

Los refugios climáticos son una de las estrategias de las que se dispone en la metrópolis de Barcelona para intentar paliar los efectos negativos que las oleadas de calor tienen sobre las personas. Sin embargo, no disponen de personal sanitario específico. En caso de no encontrarnos bien, sería más adecuado acercarnos a un centro de atención primaria o bien a un hospital.

Esta iniciativa se acomoda dentro del proyecto Cornellà Natura, concretamente en el despliegue de medidas para la adaptación al cambio climático. Uno de los efectos de este fenómeno en nuestra ciudad es el incremento de la temperatura debido al efecto isla de calor, por lo que el incremento y mejora de la vegetación en los parques y calles del municipio es fundamental para combatir el incremento de temperaturas previsto.