Facilitar la vida de las personas

Habréis podido ver en las últimas semanas como avanzan dos obras en la avenida Salvador Allende, enfrente de la residencia Teresa Duran y junto al mirador de la Torre de la Miranda. Son dos acciones que responden al interés por hacer más accesible el entorno, y atender a cuestiones que nos ha planteado la ciudadanía.

El paseo tiene una gran afluencia de personas, casi todos los días, porque además de familias que lo suelen utilizar por las tardes y el fin de semana, también es muy estimado para paseos a cualquier hora por parte de muchas personas mayores, por parte también de deportistas aficionados, etc.

En primer término, se ha decidido construir un lavabo de uso público junto al paseo, respondiendo en este caso a una propuesta que llegó de la ciudadanía. Planteaba que sería de utilidad, debido justamente a esta gran afluencia de personas, y muchas de edad avanzada, cuando el lugar está un tanto alejado de equipamientos con un lavabo disponible.

Y por otro lado, está el el ascensor que permitirá ir de Sant Ildefons a Can Mercader y Almeda con mucha más comodidad y facilidades para las personas con movilidad reducida. En realidad son dos ascensores, para sortear en dos tramos el desnivel de más de veinte metros.

Desde la gran obra de transformación que se acometió en el talud a finales de los años 90, existe un sistema de rampas que evita las barreras arquitectónicas, pero es cierto que,  de subida, el desnivel sigue siendo importante y representaba un condicionante para personas con dificultades de movilidad.

Construir el ascensor responde a una mejora de accesibilidad y conectividad, pero es sobre todo una mejora social, teniendo en cuenta, además, que muy cerca de allí están dos residencias para personas mayores. En palabras más sencillas: responde a facilitar la vida de las personas, ya sea de quiénes desde Almeda quieren ir a Sant Ildefons, como la de los vecinos de la parte alta de la ciudad, poder disfrutar más asiduamente de la naturaleza de Can Mercader. Eso es escuchar ideas, plantearlas en clave social, y hacer realidad soluciones.